• Teléfono

    262 01 05
    315 487 41 13
  • Horario:
    7:00 a.m. a 9:30 p.m.
    Servicio de parqueaderos
    de 6:00 a.m. a 9:30 p.m.

noticia plazuelas abril 2

 

 

Entre otras cosas las plantas medicinales sirven para sanar. La naturaleza lo sabe y se lo comunico a los ancestros desde tiempos atrás. Abren paso desde los bosques, los ríos o las rocas, desempeñando un papel clave en la regulación del clima de la Tierra y en la compensación de las emisiones humanas de dióxido de carbono.

Pero, como decía en una columna en este diario la escritora y miembro de la Academia de historia de Bogotá Maria Clara Ospina “estos conocimientos de arraigo popular, provenientes de la mezcla de la sabiduría de los pueblos precolombinos y las costumbres aportadas por los conquistadores, han ido perdiendo vigencia ante una cultura que los ignora o no los valora”.

Y es que los nativos han estado usando las plantas tropicales como medicina durante miles de años, pero se cree que menos del 1 por ciento de las plantas tropicales del mundo han sido examinadas para sus aplicaciones farmacéuticas.

Para Carla Bajonero, estudiante de último año en sociología de la Universidad de Antioquia y fundadora de Deditos Verdes, un proyecto que propone el juego, la creatividad, el arte y la cultura como herramientas para la construcción de comunidades de paz a través de la protección del medio ambiente. Esta joven de Medellín desarrolla varios talleres ambientales y hace eco a la idea que dota a la naturaleza de las herramientas para sanar muchas dolencias, que además asegura: “no solo deberían mirarse como causa y efecto”. Ella, dice tener un interés en divulgar los beneficios que puede traer conocer las plantas nativas de Medellín -diferente a endémicas- y sus mecanismos en detalle para que este conocimiento circule en las calles y no “solo haga parte de la academia”.

Como cualquier persona curiosa Bajonero se ha preguntado por los efectos de diversas plantas en la salud. Para esto acudió a la experiencia de su mamá y su abuela así como de conocimiento popular que se ha trasmitido de manera oral en diversos lugares del campo que ha visitado con sus iniciativas ambientalistas.

“La plantas tienen principios activos que sanan y cualquiera debería tener acceso a estos conocimientos. En la biblioteca del Jardín Botánico de Medellín hay mucha bibliografía. Está por ejemplo el libro El atlas de las plantas medicinales (2011) que detalla su diversidad y el por qué hacen de sus efectos”, dice y agrega: “por ejemplo la caléndula tiene una enzima particular que permite cicatrizar, por eso ayuda para la gastritis”.

Eso sí hace la diferencia entre algunas dolencias como cólicos, algunos dolores de cabeza, gastritis, y enfermedades complejas como los diversos tipos y subtipos de cáncer que hay o las infecciones o infecciones. “Ante estas condiciones tan complejas uno debe saber guardar reserva, son campos complejos en los que la ciencia trabaja y sus tratamientos y medicamentos le han dado solución hasta donde conocen”, puntualiza.

 

 

Fuente: El colombiano